Storm Alert

 

Send a FREE ECard!

Spacecraft

¡Comunicación Perdida! Telstar 401

Telstar 401El 6 de enero de 1997, el Sol liberó una enorme nube de plasma llamada una Eyección de Masa de la Corona, o CME, en la dirección de la Tierra. Viajando a aproximadamente un millón de millas por hora, la CME llegó a la Tierra justo cuatro días después. El 10 de enero, la CME chocó contra la magnetosfera de la Tierra. Grandes cantidades de partículas de alta energía quedaron atrapadas en los cinturones de radiación de la Tierra, poniendo en peligro algunos satélites geosíncronos en órbita.

El satélite Telstar 401 llevaba programación de televisión para varias redes y se perdió poco después de este evento de tormenta. La programación de red tuvo que ser rápidamente reorientada a otros satélites para evitar interrupciones de la programación. Es posible que la CME fuese responsable de eliminar el Telstar 401, pero sin examinar verdaderamente el satélite es difícil saberlo con certeza.

Las Tormentas de Halloween de 2003

Artists Conception of Space TravelEn octubre y a principios de noviembre de 2003, la atmósfera del Sol pasó por un periodo de gran agitación, pocas veces vista en tiempos recientes. Llamaradas masivas y CME hicieron erupción desde varios grupos de manchas Artists Conception of Space Travelsolares gigantes. Para finales del año, siete tormentas solares importantes ocurrieron, incluida la llamarada de rayos X más grande y la CME con movimiento más rápido alguna vez registrada. Las tormentas causaron perturbaciones en las comunicaciones. Una de las CME probablemente fue responsable por la falla de varios satélites de comunicaciones. Las auroras pudieron verse hasta en la parte sur de los Estados Unidos. También causaron interrupciones de corriente en Suecia y trastornaron rutas de aviones alrededor del mundo.

Los exploradores espaciales están bañados en radiación

Artists Conception of Space TravelEn un año, un astronauta que no esté protegido sobre la superficie de la Luna estaría expuesto a 200 veces la dosis de radiación permitida por EPA – el equivalente a 2.000 rayos X pectorales. Si los astronautas viajan alguna vez a Marte, su nave espacial necesitará sistemas de advertencia y áreas de seguridad para protegerles de las perturbaciones solares.